Germán Ocaño: Bingo Libre, uno de los Pro de la Pandemia

La Pandemia del Coronavirus nos ha generado múltiples circunstancias que nos han perjudicado, como también debemos buscar las partes positivas que ha traído este año totalmente atípico. Para las instituciones, el 2020 quedará marcado por la dificultad absoluta, sobre todo en el plano económico. Pero una genialidad de un pibe con una capacidad de crear y rebuscar donde pareciera que no hay como lo es Germán Ocaño, permite y lo seguirá siendo, la generación de fondos a través de un Bingo virtual como lo es Bingo Libre. Con él dialogamos desde Revista La Mirada para que nos cuente cómo surgió la idea y qué proyección le da en el tiempo.

¿Cómo nace la idea del Bingo Libre?
Fue un proyecto que nació en los primeros días de pandemia. Se hablaron con varias instituciones, por arriba y no prendió en su momento o quedó en la nada. Pero llegó Atlético en su momento con una idea similar. Ellos querían hacer con un formato más tradicional, menos televisivo. Yo les hice una contrapropuesta con este formato que ya tenía pensado y les gustó, por lo que movimos con el primero, con la incógnita de lo que iba a pasar, si la gente entendería y aceptaría cuál era el formato. Y finalmente…funcionó.

¿Esto tiene una vida acotada con la vuelta a la normalidad o te imaginás realizándole acondicionamientos para que siga vigente?
Esto nació como una opción de ayudar a las instituciones. Hoy estamos limitados a hacer un bingo mensual debido a una Ordenanza que así lo indica. Si se pudieran hacer dos, se harían. Cuando vuelvan los presenciales, no sé que pasará. En el caso de que se pudiera, seguiríamos con instituciones siempre de continuar con este transfondo solidario.

¿Cómo es el proceso para que una institución se sume hasta el día del evento?
La institución se encarga como si fuera un bingo presencial. Se hace la presentación formal en la Asesoría Legal del Municipio, va a todo a nombre de la propia institución que consigue los permisos y nosotros lo que hacemos es ofrecer el servicio técnico, desde la puesta al aire al sistema del sorteo virtual que es la que más cuesta a una institución. Hay instituciones en la zona que lo han hecho de forma manual como bingo tradicional, siguiendo los cartones en libros anotados. Nosotros, con nuestro sistema, podemos brindar una gran transparencia, donde se sabe desde el minuto uno qué cartón compró cada persona y además, la agilidad de saber en cada segundo, quién se va acercando tras cada bolilla.
O sea que se utiliza un sistema…
Claro, es un sistema que se compró, una licencia. Hay un montón de sistemas y encontramos el sistema que nos parecía el más confiable y estable y que más se adaptaba a las necesidades de Ayacucho. Se hizo una prueba previo al bingo de Atlético, una prueba donde se imprimieron 200 cartones, con la metodología tradicional, anotando, tachando fuimos siguiendo el sorteo, para que el día del sorteo no fallara y no tener sorpresas, así que como no fallaba, nos lanzamos al primero bingo. Se imprimieron 600 cartones que es el límite que tenemos por sistema, y lo que creemos que las instituciones de Ayacucho pueden vender. En el caso de Atlético lo vendió sin ningún problema. Creíamos que el Ballet Ayacucho podría tener algún inconveniente porque es una Comisión de menos gente, pero se vendió casi de la misma manera y faltando 4 días se quedaron sin cartones. Esto nos da la medida de que el bingo viene siendo exitoso.
Y porque es muy claro, porque las redes sociales también ayudan a que todo se pueda ver…
Tal cual. Lo que intentamos, en cada sorteo, es estar a equipo reducido, con el mínimo de personas en un estudio y lo hacemos con un miembro de la Comisión Directiva de la institución beneficiaria, que es quien va monitoreando el sorteo, siguiéndolo en planillas. Y después, como ya hemos aclarado en la transmisión, no hay forma de hacer trampa. Podríamos esconder alguna bolilla pero no sabríamos a quién beneficiaríamos. No tendría sentido hacer una trampa.
Y el último bingo tuvo la particularidad que una misma persona se quedó con el Cuaterno, la Línea y el Cartón lleno de la última ronda…
Sí, fue Mercedes Marcovecchio, quien se llevó 35 mil pesos. Nosotros nos asombramos cuando ya logró el Cuaterno y después la Línea, que nos parecía lógico. Pero que lograra el Cartón lleno hizo que nos quedáramos sin palabras al momento de la trasmisión. Yo chequié el sistema varias veces por si había fallado, para corroborar mientras Graciela (González) conducía. Repasé bolilla por bolilla porque lo primero que pensé que podía haber fallado el sistema pero no, efectivamente había ganado con toda la legalidad del bingo y se llevó 35 mil pesos.

¿En qué plazos se hace del dinero?
En 24 horas después. Lo que hacemos es organizarnos, hacemos como el extracto de todos los premios, los premios del bingo más los premios de obsequios que se dan con el número del cartón entre ronda y ronda; y al otro día la institución se encarga de repartirlos.
Hay algo que aporta que es participar, encontrarse y una herramienta más que generó la pandemia, no?
Tal cual, y la posibilidad económica porque la institución se queda con una suma de alrededor de 100 mil pesos. Es súper importante porque lo único que tiene que hacer la institución es vender los cartones, ni nada menos porque lleva trabajo y mucho. Pero vende los cartones y después se despreocupa, del resto nos ocupamos nosotros. En 15 días se hacen de 100 mil pesos, que para esta situación que estamos viviendo es súper importante. Nos contaban desde el Ballet Ayacucho que ese ingreso, de acuerdo a lo que nos contaba Santiago Jauregui, presidente de la entidad, que ni siquiera lo logran en los bingos presenciales, porque tienen gastos de alquiler del lugar, contratar una técnica de sonido. Y en este caso les quedan libres.

El hecho de que hayan pasado dos, de que hayan salido perfectos, y teniendo en cuenta lo que te conocemos como joven que piensa un poco más allá, qué se le puede agregar, ya sea en lo inmediato o en lo más extenso?
La idea nuestra es ir agregándole un plus a cada uno de los sorteos. En este caso que viene, se piensa incluir a la gente que no tuvo la chance de comprar el cartón porque estamos limitados con 600 cartones. Quien nos encuentre en el “Vivo” de la transmisión también tendrá la chance de jugar y además, colaborar con la institución. Y después hay ideas de migrar algo el formato, pero lo vamos a dejar para más adelante. Le quiero agradecer a todas las instituciones que se comunicaron porque tras el primer sorteo hubo algunas que se pusieron en contacto con nosotros, pero tras el segundo, hubo muchísimas más. La gente claramente confía en el sistema, y cuando se publique que queda linda plata para la entidad, seguramente haya más. Te diría en el caso de que se pueda ir dando, que tenemos hasta mitad del año que viene cubierto.
Y está confirmada la Media Caña para la próxima, con mucha gente como parte…
Sí, y lo que pasa también que el bingo se hace cada vez más conocido. La gente sabe qué está comprando y se empieza a convertir en un plan mensual, estar en familia durante dos horas donde te olvidás de cada cosa compleja del 2020.
Y la cuestión de visualizarse, porque se puede seguir desde radio hasta en la web de manera televisada…
Nuestro soporte vital es el televisivo. Apostamos a que tenga un formato televisivo más allá que se transmita por redes sociales. Estamos en Facebook a traves del Live, en este segundo sorteo sumamos Youtube y Twuich como otra de las opciones modernas que no nos generaba complicaciones. Internet andaba bien, lo probamos y anduvo bárbaro. Y nos sorprendió las visualizaciones que tuvimos en Youtube porque lo anunciamos durante la transmisión y nos sorprendió que entraron 50 personas que entraron porque entraron, porque el canal había sido creado el día anterior, no teniendo la masividad de una red social. El link de Youtube es más difícil de compartir. La radio surgió como un soporte secundario para quien no tenga ninguna de las opciones de Internet. Hay mucha gente grande que no tiene Internet o no cuenta con un dispositivo, pensamos que la radio podría ser una salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *