thumbnail (17)

Héctor Islas: Cuando hay ganas de hacer…

Ganas, muchas ganas de hacer, ganas de trabajar, ganas de seguir activo, ganas de comer sano y de manera ahorrativa. Esos son algunos de los objetivos que quizás sin pensarlo, Héctor Islas, un vecino como usted, como yo, está cumpliendo dedicando unas pocas horas al día a su quinta. Con un terreno chico, Héctor comenzó tras jubilarse, a hacer quinta y seguir trabajando la tierra, como lo hizo a lo largo de su vida en el campo.
Hoy con más tiempo pero con las mismas energías, tiene verdura bien fresca que le alcanza para su alimentación como también para, incluso, repartir a algún vecino. Nos pareció desde Revista La Mirada que era una buena experiencia para que sea tomada como referencia en estos tiempos difíciles.

Lo veíamos con pala y rastrillo hacer huerta, aquí en el barrio Bellas Artes. Cómo es que surge la idea de hacer quinta en momentos donde la gente va perdiendo esa costumbre.
Yo estuve toda la vida en el campo trabajando hasta los 65 años que me jubilé y me vine a la ciudad. Y para pasar el tiempo, y como teníamos un terreno acá en el barrio, se me dio para hacer quinta.
Era un terreno árido, no?
Sí, no era de lo mejor. Y hace dos años y medio que estoy trabajando en la tierra en este lugar, tratando de matar al yuyo, sino es muy difícil poder tenerlo limpio.
¿Qué tipo de verdura tiene sembrado?
De todo un poco, desde zanahoria, lechuga, cebolla de verdeo, estoy haciendo tomates, ajo, arvejas, zapallo, zapallito de tronco. Empecé hace dos años con zapallo para ver si mataba al yuyo.
¿Para hacer este tipo de quintas se debe tener conocimiento profundo?
No, solo de campo básico pero de quinta más o menos. Pero siempre me gustó tener quinta en el campo.
¿Cuántas horas al día le dedica?
Más o menos. Cuando hace ya mucho calor me voy y aprovecho a venir más temprano. Serán 4 horas por días más o menos. El fuerte de la huerta son la Primavera y el Verano pero como este año ha venido tan seco, tan duro, que realmente se complica un poco.
La nota realizada por Revista La Mirada justo se daba un día posterior a una jornada de precipitaciones en donde Héctor agregaba: la lluvia de ayer vino muy bien y por eso estoy haciendo tomates ahora.
Hay muy poca gente que conozca que hace quinta, no?
La verdad que sí, hay muy poca gente que hace quinta y no se bien por qué. Yo no sé si es que no les gusta o no quieren trabajar, o no quieren dedicarle tiempo.
Pero cualquiera que pueda tener un pedazo de terreno se puede poner a sembrar para consumo personal…
Tal cual, se puede ayudar mucho más a la alimentación de la familia, sobre todo en estos tiempos donde hasta la verdura está tan cara.
¿Qué se debe saber para hacer quinta?
Preguntando, a uno y a otro, se asesora bien. Y después, se va aprendiendo de a poco cuando se va sembrando. Y cuando ves los frutos, ya te vas dando cuenta sobre los tiempos en los que hay que sembrar.DSCN3601
Por lo que me dice, hoy la falta de ganas supera a que no se puede hacer
Sí, tal cual. Con un poquito de terreno, ya se puede. En el fondo de mi casa, que es chiquito, deben ser 2×3 metros, pongo lechuga, rabanitos, de todo un poquito. Y eso me alcanza para poder comer en casa y hasta se les comparte a los vecinos. Solo cuando hay una muy buena producción de tomates suelo vender unos pocos.
Dicen que el trabajo en la tierra es para relajarse también…
Sí, y es real. Imagínate que yo jubilado, acostumbrado a hacer cosas todo el día, qué hago en mi casa? Es una casa chiquita y siempre tengo ganas de hacer algo. Yo lo invito a todo aquel que tenga tiempo y tenga ganas más un pedacito de tierra, que se anime, que con unas pocas semillas, no solo ahorrarán mucho sino que comerán realmente sano. En la Rural te dan hasta las semillas y después se darán cuenta lo lindo que es hacer quinta y lo rico que se come.
¿Riego?
Y…yo estoy medio complicado porque en el terreno este no tengo bajada de agua, así que me da un vecino hasta que pueda poner. Con que llueva un poco, no necesitás ni riego. Es un lindo pasatiempo y de paso ayudamos a algún vecino como también ahorrás y comés sano.