Rauch: De Rauch fue remitido a Dolores: por error cremaron el cuerpo de una mujer sin autorización

Por error el cuerpo de una mujer recientemente fallecida fue cremado en un crematorio de la ciudad de Dolores, cuando en realidad lo que se había autorizado era a incinerar el cuerpo de otra mujer -fallecida hace 11 años- y la de su esposo, fallecido a fines de diciembre.

El confuso episodio generó un gran revuelo en Rauch con repercusiones hasta en la región. Todo se registró la semana pasada, cuando el cuerpo de un hombre -fallecido en diciembre- y el de su esposa -fallecida hace 11 años- debían ser trasladados para su cremación al horno de quemado habilitad que se encuentra en la ciudad de Dolores, donde habitualmente se realizan este tipo de servicios para las casas fúnebres de Rauch.

La primera explicación es que del Cementerio local con destino a Dolores salieron dos cajones con los cuerpos, aunque el de dos mujeres. “Confundieron los cajones. Eso fue básicamente lo que sucedió”, dijo una fuente consultada.

Es decir: a Dolores se enviaron los restos de las dos mujeres. Se cremaron los dos cuerpos, cuando en realidad debía solo cremarse uno, junto con el del hombre que quedó relegado en el depósito del Cementerio de Rauch.

Cuando en Rauch desde una de las casas fúnebres advirtieron el error, nada pudieron hacer porque la incineración ya se había concretado.

Cabe recordar que un crematorio es un lugar habilitado donde funciona un horno en la que los cuerpos se queman hasta los huesos, eliminando todo el tejido blando. Los crematorios se encuentran en funerarias o en instalaciones independientes.

La autorización para cremar un cuerpo debe llevar la firma de un cónyuge o hijo y la ratifican otras dos personas que ofician de testigos. Por otra parte, cuando existe una intervención policial, la Justicia le extiende a la cochería una nota para tramitar el certificado de defunción y les aclara si el cuerpo está liberado para la cremación.

Fuente: La Nueva Verdad de Rauch

                                     foto ilustrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *