MIRAMONT

Ayacucho: Condenan a administrador de consorcio por las lesiones que sufrió un menor al caer por el hueco de un ascensor

El hecho ocurrió en un edificio de la ciudad de Ayacucho al abrirse la puerta del piso 3ero., la que presentaba problemas y cuya situación había sido trasmitida al responsable. Las heridas sufridas por la víctima fueron de gravedad, La pena impuesta por el Juzgado Correccional nº 3 Departamental es de ejecución condicional.

En el marco de un juicio abreviado realizado ante el Juzgado Correccional nº 3 de Dolores se condenó al administrador de un consorcio, hallado penalmente responsable del accidente que sufriera un menor al caer por el hueco de un ascensor, hecho ocurrido en un edificio de la ciudad de Ayacucho.

En el veredicto la Juez Dra. Analía Pepi consignó, que en horas del mediodía del 16 de Mayo de 2011 en el tercer piso del edificio Estrella –de siete pisos- ubicado en la calle 25 de Mayo de la ciudad de Ayacucho, un menor de 10 años de edad tras abrir la puerta del ascensor había caído al hueco al no hallarse el mismo en su lugar, sufriendo traumatismo craneano y facial grave, fracturas en el brazo izquierdo y pérdida total de visión en el ojo derecho, que pusieron en peligro su vida.

Según el acta policial labrada por el personal interviniente, al llegar al edificio fueron informados por el portero que un niño había caído al hueco del ascensor, arribando en esas circunstancias los Bomberos Voluntarios, quienes tras forzar la puerta del ascensor de planta baja procedieron a su rescate, siendo trasladado el menor en primer término al nosocomio local y luego a un Centro de Alta complejidad de Mar del Plata dado la gravedad de sus heridas.

El portero al prestar declaración manifestó, que se encontraba almorzando cuando había escuchado gritos y llantos que provenían del pozo del ascensor, precisando que cuando se intentaba forzar la puerta para acceder al mismo habían llegado los Bomberos y habían rescatado al menor. También dijo que hacía unos cuatro meses le había avisado al responsable del consorcio que esa puerta del ascensor funcionaba mal, de la necesidad de su reparación, pero que aquel no le había dado importancia.

El imputado, propietario de un departamento en el edificio y responsable de la administración del consorcio según la justicia, sostuvo que la puerta del ascensor no se abría, que lo había podido observar cuando la policía científica trató de hacerlo durante el peritaje. Dijo que entendía que el menor había estado moviéndola y por ello no había trabado, que estaba haciendo un falso contacto y no había alcanzado a cerrarse. Que el chico había abierto la puerta y no había visto que no estaba el ascensor, por esos había caído. Precisó que unos meses antes se había hecho todo el ascensor a nuevo, que el sistema de cerradura de puertas se había cambiado, negando haber sido avisado del problema que presentaba la puerta del tercer piso. También negó ser administrador del Consejo del Edificio, aseverando que formaba parte del mismo y que no existía ningún administrador.

Para la Juez el hecho se había producido en la forma descripta en la requisitoria fiscal, como también consideró acreditada la responsabilidad del procesado.

Por todo ello la Dra. Pepi resolvió condenar a Enrique Félix Miramont, de 72 años de edad, nacido y con domicilio en Ayacucho, como autor penalmente responsable del delito de “Lesiones Culposas agravadas por la gravedad de las lesiones sufridas por la victima”, imponiéndole la pena de “un año y seis meses de prisión de ejecución condicional” atento al acuerdo de partes y su primariedad delictual. Asimismo le impuso inhabilitación especial para ocupar cargo de Administrador de Consorcio por el termino de tres años.

fuente: El Compromiso de Dolores