DINERO1

Rauch: Por causa de abigeato, solo uno de los tres acusados declaró ante el fiscal y por ahora todos permanecerán detenidos

Los cuatro detenidos acusados de tener participación en el hurto de casi 200 animales vacunos -si bien la Justicia los detuvo por tres denuncias que investiga el faltante de 84 animales- se presentaron de forma virtual ante el fiscal de la causa, y solo uno prestó declaración indagatoria.

Las medidas cautelares se hicieron efectivas ayer en el marco de ocho allanamientos llevados a cabo en domicilios particulares y una oficina dedicada al rubro venta de hacienda en la ciudad y en dos predios rurales –«Los Cardales» y «El Tropezón»– en el Partido de Rauch.

De manera virtual, los acusados de estos casos de abigeato fueron indagados este viernes desde una Fiscalía con asiento en los tribunales de Azul donde se lleva adelante la investigación.

De acuerdo con lo señalado por fuentes allegadas a ese sumario penal, sólo uno de los imputados declaró.

Hasta este viernes los ahora encausados continuaban privados de la libertad en la Estación de Policía Comunal, y a la espera de que se consigan los cupos para sus traslados a una alcaidía de una unidad penal perteneciente a la jurisdicción del Departamento Judicial Azul, informaron fuentes de Justicia.

Además de los allanamientos y las detenciones, a los traslados los dispuso el doctor Juan José Suárez -el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 3 con sede en los tribunales de Azul- cuando el jueves ordenó los procedimientos y las medidas cautelares.

Dichas solicitudes habían sido formuladas por el doctor Adrián Peiretti, el fiscal a cargo de la UFI Nro. 13 desde donde se instruye este sumario penal.

Los cuatro detenidos y las imputaciones de la Justicia

Los detenidos fueron identificados como Jorge Oscar Pérez, Gabriel Ignacio De Vigo, Fidel Martín Braceras y Rogelio Edgardo Rolón.

Están imputados por diferentes delitos: «Abigeato agravado por la condición de su autor», «Abigeato agravado por la condición de su autor en concurso real con abigeato agravado por la cantidad de cabezas y por utilizar un medio motorizado para su transporte, por la condición del autor y por utilizar documentación de traslado falsa» y «Abigeato agravado por la cantidad de cabezas y por utilizar un medio motorizado para su transporte, por la condición del autor y por falsificar las señales identificatorias del animal».

Tres de los imputados, Pérez -de 38 años de edad-, De Vigo (34) y Rolón (34) son empleados rurales; mientras que Braceras, de 43 años, es un productor ganadero, según lo referido por voceros allegados a esta investigación penal.

La causa consigna que Braceras administraba el establecimiento rural donde estos ilícitos se registraron meses atrás; mismo lugar donde trabajaban De Vigo y Rolón.

Según le dijeron voceros de la causa al diario El Tiempo de Azul, uno de los ilícitos se produjo el pasado 20 de enero en el campo «San José» propiedad de la firma Del Litoral S.A.

Desde ese predio se investiga la faltante de 63 cabezas de ganado bovino que fueron trasladados en un camión hasta un feedlot -llamado «Aceitera Don Félix S.A.»– que está en la ciudad de Chacabuco, «utilizando para ello, a efectos de ocultar su procedencia ilícita», un Documento de Tránsito electrónico (DT-e) de los vacunos «con contenido falso».

El 30 de junio pasado se registró en el establecimiento rural «San José» otro de los hechos materia de esta investigación penal.

Desde allí faltaron 14 cabezas de ganado bovino, de la categoría novillitos que después fue vendido «ocultando su origen ilícito», ya que se adulteró «las señales de los animales mediante corte de sus orejas izquierdas con señal punta de lanza».

El tercero de estos casos de abigeato que se investiga sucedió el mes pasado, en fecha «indeterminada».

En ese caso dos de los detenidos, y actuando “en connivencia», ilegítimamente se apoderaron «de al menos siete cabezas de ganado» que se encontraban en el Establecimiento Rural «San José».

A esos vacunos los traslada ARMASron a otro campo –«El Tropezón»– que era arrendado por uno de los imputados. Posteriormente esos animales fueron vendidos, señala la causa.

EL DENUNCIANTE
La causa penal se había iniciado luego de una denuncia formulada por Ariel Gustavo Palombo, un productor ganadero de 58 años que arrienda -en carácter de miembro y apoderado de la firma Del Litoral Ganadera– el establecimiento rural convertido en escenario de estos tres casos de abigeato, campo que está situado en el Cuartel VII del Partido de Rauch.

Computadoras portátiles, teléfonos celulares, dinero (en una suma total superior a los 300.000 pesos y doscientos dólares), veinticinco vacunos –«terneros orejanos de marca y señal», según lo señalado por voceros policiales-, armas de fuego y documentación se hallaron e incautaron en esos procedimientos, los cuales derivaron en las detenciones de los cuatro acusados de haber cometido estos ilícitos.

Fuente: la Nueva Verdad de Rauch