POLLOS1_101425102

Las parrillas y los fogones, una tradición

Los parrilleros trabajaron bajo el agua todo el fin de semana. Algunos fogones decidieron cerrar.

Las lluvias fue el principal impedimento. Algunas ni siquiera abrieron. Otras decidieron cerrar antes por las malas condiciones climáticas. Las que quedaron le aportaron como siempre el tradicionalismo de una fiesta popular. No faltaron los pollos y la carne asada. Lechones y corderos. También chorizos. Los parrilleros tuvieron una labor destacada. Además del calor por el fuego y el humo, esta vez batallaron contra el agua. Un aplauso para el asador!!

 

eldiarioderauch