in ,

La Rueda del antiguo Molino del Club Independiente esta reparada y se espera su colocación

Compartí con tus amigos

Después de dos años de haber estado en las instalaciones de la Escuela Técnica Nº1 Juan Labat de Ayacucho la rueda del Club Independiente, esta totalmente reparada.

Alumnos de 5to y 6to año de la escuela pudieran ponerla en condiciones como la reparación de las aspas, remaches, etc.

El proyecto de reparación se inicio con el profesor Bizcay, donde la idea fue de trasladarla y repararla para que se ponga en marcha, y de esta manera con el paso del agua que gire y pueda generar energía renovable para el ALBERGUE o instalaciones del predio.

Recordando el funcionamiento que tenia la rueda. El trabajo en general fue la herrería, trabajo final para la escuela.

Cabe destacar que la rueda fue nombrada de Interés Histórico Municipal.

SU HISTORIA:

imagen de archivo

La Rueda del Molino “San Juan”

En septiembre de 1874 don Jun Labat,  francés de origen solicito a la corporación Municipal establecer “un molino de agua en el arroyo Tandileofu”. El Expediente se elevó a consideración del Superior Gobierno y recién en 1876 se aprueba el petitorio obligatorio al propietario que deje correr el arroyo a fin de que no falte agua al vecindario.

El 14 de Julio de 1876 (día de los franceses) el Superior Gobierno de la Provincia autoriza la apertura de la rueda del molino. Desde entonces se le vio mover accionada por las aguas del arroyo que se desliza cuesta abajo y pasa por el pueblo (hoy entubado).

Funciono allí el “El Molino Harinero San Juan” cuya producción abastecía a la ciudad y a localidades vecinas.

La rueda movía los engranajes de madera dura de la maquina moledora de granos (una de estas piezas se encuentra en el museo de Lujan). Allí en el molino, también había una panadería.

A don Juan Labat sucedió Juan Gil que en 1890 construye la Casona de estilo italiano que todavía se encuentra en su sitio. El molino siguió su actividad de molinera de trigo y panadería hasta que lo compra Denis Badie y continua la explotación.

La familia Badie vivió allí muchos años y recuerda el movimiento del personal, instalaciones y parque de árboles exóticos, algunos todavía de pie.

En 1936 la primitiva molienda pasa al rubro de la “desfibracion del lino”, creando la firma GRAFA S.A adquiere la fábrica para iniciar en ella el proceso de la famosa “Tela Grafa” de ropa de trabajo.

Fue una época de un gran movimiento de obreros, transporte y sembrados de lino en todo el distrito. La rueda cambio de función:  ahora se utilizaba para proveer energía eléctrica a toda la fábrica.

En 1945 la fabrica paso a manos de la empresa santafesina de Reconquista CICLAR S.A (Compañía Industrial Linera de Reconquista), con la misma actividad de la anterior.

En 1949 la compra una firma integrada por vecinos de la ciudad, denominada CILDA S.R.L (Compañía Industrial Linera de Ayacucho). Llego a ocupar mas de quinientas personas en épocas de cosecha y producción.

En 1955 cerro las instalaciones después de un incendio que derrumbo los edificios de trabajo.

En 1958 se hacen cargo los señores Marcelo Coussement y Alberto Leanes, antiguos empleados de la fábrica.

En 1968 cerraron definitivamente las puertas del molino.

Luego adquiere el predio el Club Independiente para hacer allí un precioso Complejo Turístico y Deportivo, pero esa es historia reciente las muestras están a la vista y se aprecian desde Ruta 50 por donde pasan miles de vehículos al año.

La Rueda seguirá allí con su mensaje de progreso a través de un siglo de por medio. Esta vez brillante como fue en el inicio.

La reparación será a conciencia y con amor de terruño.

A los cien años de puesta en movimiento fue declarada Monumento Histórico en 1976.

Por Enrique Taborda

Taller de Alizado en Creyca Ayacucho

Incendio de Monte